Hoy nos toca un bonito tema que espero me motive para este artículo; el ASMR o lo que en cristiano llamaríamos "Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma" y que muchas veces se podría identificar como orgasmo cerebral.