El dominio del arte de la felación

El dominio del arte de la felación

El arte de la masturbación masculina es un mundo que puede parecer muy complejo pero que en realidad no lo es tanto, solo se necesitan un par de consejos y las herramientas adecuadas.

La masturbación masculina

Una pregunta que muchas mujeres se hacen a lo largo de su vida es, “cómo hacer una buena mamada”, y esto se debe a que nadie os enseña realmente a hacerla. Todo un arte sexual que requiere el dominio de su técnica y sobre todo experiencia.

Lo principal es ir probando, confía en tu instinto, adivina lo que le gusta y sobre todo pregunta. Somos adultos y también se puede usar la boca en el sexo para explicar aquello que nos gusta y aquello que detestamos. ¡Qué no te de vergüenza preguntar!

El consejo básico sobre cómo se masturba a los hombres que siempre tienes que tener en cuenta es que les encanta que se lo hagan y les pone a mil mirarte hacérselo. Ya sabes, la cara de que lo estás disfrutando y qué lo vives es fundamental.

También tendrás que tener en cuenta el tipo de pene al que enfrentas, si es circuncidado o no, ya que los niveles de sensibilidad varían. Pero lo fundamental es que ambos disfrutéis y si algo no funciona ir probando hasta dar con la clave, ya que cada hombre es un mundo.

A la hora de comenzar, el uso que le das a tus manos es muy importante. Debes tener cuidado a la hora de apretujarle el pene, hay técnicas que son muy placenteras sobre todo cuando está a punto de llegar al orgasmo, pero si no se controla bien puedes hacerle daño.

Además, destacar que hay muchos más movimientos que el ir de arriba hacia abajo con la mano. Puedes hacer giros de muñeca, pasar la yema de tus dedos por su glande o masajearle los testículos y un poquito más abajo, en la zona del perineo.

Cómo lubricar el pene

Tener las herramientas adecuadas puede serte de mucha utilidad y sobre todo puede servirte para sorprenderle. Algo que no debe faltar nunca en tu kit sexual básico son los lubricantes, te van a dar tan juego que querrás tenerlos todos. Lo bueno de los lubricantes es que hay para todos los gustos y puedes encontrar una amplia gama de lubricantes de sabores para elegir a tu gusto.

Las ventajas de usar lubricantes en al hacer felaciones son tanto para el activo como para el que se deja hacer. Para el que es el encargado de hacer la felación y lleva todo el trabajo de la faena, le supondrá tener un agradable sabor en la boca que le dejará un buen gusto a aquellos sabores refrescantes que prefiera. Es muy útil si se tiene algún tipo de remilgo a la hora de hacer felaciones como por ejemplo de que te palo hacerlas o que no te sientas muy cómodo o cómoda. Utilizar lubricantes te ayuda a sobrellevar la situación mucho mejor. Pero también el lubricante es interesante para la persona pasiva, que verá cómo realizas la felación con mucho más gusto y pasión.